ya esté gateando o caminando, las alfombras siempre son de una gran ayuda para que no cojan resfriados o se hagan daño en sus aventuras.